padel

Crónica del WPT de Valencia

Rumbo a Sevilla tras el WPT Valencia Master escribo éstas líneas. Han sido cuatro días duros por motivos personales pero afortunadamente me encanta mi trabajo y estar en compañía diferente me hacía bien.

Leer más

00

Crónica del WPT de Galicia

 

El WPT de Galicia me ha dejado cuatro días para el recuerdo.

Llegué el jueves a mediodía al aeropuerto de Santiago de Compostela desde Sevilla, donde me recogió José Vichi, como hizo también con Victoria y Cata por la mañana que llegaron desde Madrid. José vive en Sevilla pero es de Villagarcía de Arousa, sede del pabellón donde jugaban los chicos y las chicas desde semifinales. José estaba de vacaciones y ha sido nuestro cicerone, se ha portado con nosotros increíblemente bien y se ha convertido en un buen amigo.

He compartido habitación en un modesto hotel de Villagarcía con Juan Alday, entrenador de Marta Marrero y Alejandra Salazar, como ya hice en Málaga. La relación con él es muy buena, es un gran tipo, no lo pasamos bien y se aprende mucho con él.

El jueves por la tarde fuimos al club indoor de  Caldas donde jugaban las chicas. Victoria y Cata jugaron en el último turno ante Caterina Nogueira (Portugal) y Sandrita Hernández (Mallorca), una de las parejas más duras que pueden tocar en octavos de final. Se ganó 6/1 6/2 jugando muy bien, especialmente Victoria a pesar de que le dolía el estómago, llevaba varios días mal.

El viernes, después de recoger a la hermana de Victoria (Mª Carmen) y dos amigos, volvimos al club donde esperaban Victoria y Cata para jugar los cuartos de final ante Martita Ortega (Madrid) y Lucía Sainz (Barcelona). Partido durísimo y que la única vez que hemos jugado ante ellas en el WPT de La Nucía perdimos cuando ibamos 6/2 5/2 arriba. Ese fue un partido que me dolió mucho perder y que necesitábamos ganar para olvidar La Nucía y por los puntos, Carolina Navarro y Ceci Reiter se metieron en semis y están en lucha con nosotras por la pareja 4).

El partido empezó muy mal, 6/1 abajo en media hora, jugando mal con globos cortos y regalando mucho. Martita y Lucía muy bien y a Victoria le dolía muchísimo el estómago hasta el punto de plantearse abandonar. El segundo set cambió, empezamos a jugar mucho mejor y nos pusimos 4/0 arriba aunque Victoria estaba pálida, sufriendo mucho y con la mano en el estómago todo el tiempo. Ellas reaccionaron y se pusieron 4/3. En el cambio, después de convencer a Victoria, tuvimos que pedir la asistencia del fisio que le masajeó el estómago. Se reanudó el partido y sufriendo mucho mental y físicamente con una Cata espectacular tirando del carro se ganó 6/4 el segundo set. El tercer set empezó mal, 3/0 abajo y con Victoria sin estar bien. Ahí apareció la casta de Victoria y Cata, especialmente bien Cata que jugó de libro sosteniendo el partido y esperando que llegara Victoria. Igualamos a 3, nos rompieron y se pusieron 4/3 y saque, luego 5/4 y saque, y luego 2/0 arriba en tie-break, para al final acabar ganando 7/6 en el tercero. Me quito el sombrero ante Victoria y Cata que lucharon hasta el final y que demostraron lo que son, unas auténticas gladiadoras. Tras el partido Victoria fue a urgencias y afortunadamente no era nada grave.

El sábado, ya en semifinales y en la pista central con más de 2500 personas, nos enfrentamos a las gemelas Sáchez Alayeto. Las dos veces anteriores fue 7/5 tercero por lo que pensábamos en positivo. Nosotras no jugamos nada bien y ellas están a un gran nivel que te exigen jugar al 120%. Nos ganaron 6/2 6/1 demostrando porque son las número 1.

Galicia es una comunidad que me encanta, la gente es muy amable, es preciosa y la gastronomía es espectacular.

El sábado por la tarde estuve con José, Victoria y Cata viendo las semifinales masculinas, dos grandes partidos con las 4 mejores parejas del mundo. Nos sentamos junto a los padres de Paquito Navarro, a los cuales conozco de siempre. Paquito y Mati iban ganando 6/3 4/1 cuando empezaron a remontar Juan Martín y Maxi Sánchez. Nos sorprendió gratamente la actitud de los padres de Paquito que aplaudían cada punto de una u otra pareja, un gran gesto de deportividad.

El domingo fuí con José a ver la final femenina (Victoria y Cata volvieron a Madrid el sábado por la noche) donde las gemelas ganaron 6/4 6/4 imponiendo su juego agresivo a Llaguno y Amatriain que jugaron un gran torneo.

Han sido cuatro días de pádel donde he vuelto a aprender mucho dentro y fuera de la pista y una nueva experiencia que sumo en la mochila.

Quiero agradecer a José por el trato impecable hacia todos nosotros, así como a Victoria y Cata por confiar en mí para formar parte de su equipo de trabajo junto a Gaby Reca, preparadores físicos, fisios, psicólogos, …

El próximo WPT será en Dubai, donde estaremos apoyando desde casa.